La idea de esta hípica nació de la pasión por los caballos de un ganadero sevillano y un jinete catalán. Unidos por la pasión por los caballos y por criar caballos perfectos para la doma y nobles para ocio, dónde se conjugue la elasticidad y los movimientos con la comodidad y la nobleza.

Actualmente Castellar Horses es una hípica ubicada entre Castellar del Vallès i Sentmenat, a pocos kilómetros de Barcelona y la cual cuenta con la equipo necesario para atraer a los amantes del mundo ecuestre y de la actividad al aire libre. Los diferentes niveles con los que cuenta hacen que se pueda disfrutar ya sea a nivel competitivo como en el ámbito familiar y de ocio de todas las posibilidades que se presentan.